¡aprende cómo lograr tus metas!

¡aprende cómo lograr tus metas!

aprende cómo fijarte metas de salud, y cómo lograrlas.

Cuando tienes una gran meta frente a ti, como por ejemplo poner en práctica los hábitos de comida saludable que te aconsejó tu médico, es fácil sentirse abrumado. Cuando decides lograr una meta grande, es más difícil ver el progreso y puedes tener ganas de rendirte.

Una mejor estrategia es dividir tus metas en tareas más pequeñas que puedas lograr con más facilidad, para que no tengas que hacer demasiado al mismo tiempo. Así puedes empezar:

enfócate en una sola cosa a la vez. Si estás tratando de contar las porciones de carbohidratos y eliminar las grasas saturadas de tu dieta, trata de sólo contar los carbohidratos primero. Cuando te sientas seguro de tu progreso, empieza a intentar eliminar las grasas saturadas.

ponte metas pequeñas y un plazo para lograrlas. Cuando te pongas una meta, elige acciones que puedas controlar y date un plazo para lograrlas. De este modo podrás medir lo cerca que estás de conseguir tu meta. Aquí tienes algunos buenos ejemplos:

  • Busca tiempo durante el día para caminar por 10 minutos.
  • Cocina una comida sana en casa una vez a la semana.
  • No tomes sodas ¡tampoco las de dieta! al menos por 12 días durante las próximas dos semanas.

¿Por qué funciona esto? Este tipo de metas pueden ser un reto suficiente para mantenerte motivado, pero no son tan difíciles como para que no puedas conseguirlas. ¡Lo puedes lograr!

haz cambios pequeños y cúmplelos.Si crees que esto no sirve demasiado, piénsalo bien. Los cambios pequeños son a menudo los más poderosos ya que son los más fáciles de adoptar. Los cambios pequeños pueden producir grandes resultados: por ejemplo, simplemente añadir un poco más de actividad a tu día puede ser todo lo que necesites para bajar el azúcar en la sangre a un nivel controlable. Piensa que con sólo bajar el 10% de tu peso, por ejemplo 15 libras si pesas 150, puedes reducir el riesgo de tener problemas de corazón y también mejorar el control de tu nivel de azúcar.

celebra tus éxitos. Una vez que hayas logrado tu meta, asegúrate de premiar tus logros. Tomarte el tiempo para reconocer tus logros te va a dar más motivación para llegar a tus metas. Si tu meta es bajar de peso, trata de premiarte con algo que no tenga nada que ver con la comida, por ejemplo, ir al cine o ir de compras.

después de celebrar, ponte otra meta. Ponte una meta un poco más alta para poder seguir motivado. Además, no te olvides de premiarte una vez que logres tu próximo reto.

 

 Por EatingWell.com. © Meredith Corporation. Todos los derechos reservados. Utilizado con autorización.

recomendado para ti