entendiendo el A1C.

entendiendo el A1C.

¿qué es el A1C?

La prueba del A1C mide el nivel promedio de azúcar o glucosa en la sangre a lo largo de los últimos 2 ó 3 meses. Cuando mides el azúcar en la sangre después de ayunar y antes o después de las comidas, no logras captar todos los niveles altos o bajos. La prueba requiere una pequeña muestra de sangre.

¿cómo funciona? La prueba mide el porcentaje de moléculas de hemoglobina con glucosa adherida que hay en tus glóbulos rojos. Cuando la glucosa en la sangre es alta, hay más moléculas de hemoglobina con glucosa adherida. La glucosa se queda ahí durante toda la vida del glóbulo rojo, aproximadamente 120 días y por eso la prueba cubre un periodo de tres meses.

¿qué es un “buen” nivel de A1C? Para las personas sin diabetes un A1C del 4% al 6% es considerado normal. Según la Asociación Americana de Diabetes (ADA, American Diabetes Association), un A1C del 6.5% o más es suficiente para diagnosticar la diabetes. La ADA indica que un A1C entre el 5.7% y el 6.4% es un diagnóstico de prediabetes. Para las personas con diabetes tipo 2, mantener un A1C de menos del 7% a lo largo del tiempo puede reducir el riesgo de daños en el corazón, los ojos, los riñones o el sistema nervioso relacionados con haber tenido diabetes por muchos años. Visita a tu médico y pregúntale cuál debería ser tu objetivo de A1C.

¿cada cuánto tiempo debo hacerme la prueba?La ADA recomienda hacerse una prueba de A1C por lo menos dos veces al año si el control de tu glucosa en la sangre es estable y está dentro del objetivo. En algunos casos puedes hacerte la prueba con más frecuencia, como cada tres meses, por ejemplo si haces ajustes en el tratamiento de tu diabetes, durante terapias de insulina o en caso de que estés pensando quedar embarazada.

recomendado para ti