no más excusas para evitar hacer ejercicio.

no más excusas para evitar hacer ejercicio.

aquí tienes algunas ideas para que te mantengas en movimiento.

Es fácil buscar excusas para evitar hacer ejercicio. Muchas veces la forma más fácil de vencer las excusas es estar preparado. Debes identificar las razones por las que no puedes hacer ejercicio y pensar en formas de vencerlas. Aquí tienes nuestros mejores consejos para vencer esas excusas.


la excusa: No tengo suficiente tiempo. 

trata estas soluciones:

  • Divide el ejercicio en segmentos pequeños.
  • Haz dos cosas a la vez: haz estiramientos mientras ves la televisión.
  • Ajusta tu horario y levántate media hora antes para caminar.
  • Crea una rutina que no sea negociable. Es decir, reserva una hora cada día para hacer ejercicio, de tal manera que tú, tus amigos y familia puedan hacer planes teniendo en cuenta tu disponibilidad.

la excusa: me da vergüenza hacer ejercicio.

trata estas soluciones:

  • Invita a un amigo para darte apoyo moral. Camina por un vecindario donde no tengas que encontrarte con nadie que conozcas.
  • Haz ejercicio en casa con un video de ayuda.
  • Trata de inscribirte en un gimnasio que sea cómodo y amigable. La mayoría de gimnasios reciben todo tipo de personas y niveles.

la excusa: hacer ejercicio es muy difícil.

trata estas soluciones:

  • Empieza lento pero mantente constante. Empieza haciendo una cantidad de ejercicio que te sea cómoda y auméntala poco a poco cada día.
  • Trata de caminar. Ya lo haces todos los días, así que sólo intenta hacerlo un poco más cuando puedas.
  • Escucha lo que te dice tu cuerpo. No hagas ejercicio hasta sentirte agotado. Nunca debes llegar hasta el punto en que no puedas ni hablar.
  • Sigue adelante. Si tienes pequeños dolores, tómatelo con calma al día siguiente, pero no pares del todo. El movimiento suave ayuda a los músculos a recuperarse.

la excusa: el ejercicio no es para mí.

trata estas soluciones:

  • Es posible que no hayas encontrado el ejercicio adecuado. Trata de unirte a un grupo de personas que caminan, haz ejercicio con un amigo o escucha música mientras estás en movimiento.
  • Enfócate en agregar ejercicio que tenga que ver con tu estilo de vida diario. Pasar la aspiradora o la jardinería cuentan como ejercicio.
  • Usa un diario para llevar un registro de tus pensamientos y sentimientos acerca del ejercicio. Te puede ayudar a superar las excusas.

 

 Por EatingWell.com. © Meredith Corporation. Todos los derechos reservados. Utilizado con autorización.

recomendado para ti